EL QUETZAL EN VUELO

ROMPE TUS ATADURAS Y NAVEGA CONMIGO



Cuando la atracción naciente, toca nuestra piel,
El aire se siente distinto y los ojos tienen nuevo brillo,
el corazón canta con nuevo tono y nosotros
nos sentimos trasportados a la décima sinfonía.


Es cuando tenemos el choque de sentimientos encontrados
El corazón revienta por estar junto al tuyo
Y el tuyo regresa a encontrarse con el mío;
Sin embargo, hay ese resquicio que dejan los encuentros
Que deja el amor, la ilusión.............


Ven
Rompe tus ataduras y navega conmigo
Dejemos los temores y esas ansias del deseo
Dejemos que el amor conduzca nuestros cuerpos
Por valles seguros y ríos cristalinos.

Ven, dejemos para después
Todas las dudas que asaltan a nuestra piel, a nuestros sueños a nuestro amor.


Dejemos para siempre en la piel
Los besos que reclama esta tarde, que haremos noche.

La tarde es el lago soñado 
Y tu cuerpo es la barca en la que lo quiero navegar,
Sumergirme en tus aguas
Para rescatar la perla escondida en la intimidad de tu ilusión.

Quiero hacerte un collar de perlas
Con sueños y sensaciones, con cantos de sirena, como gemidos de mar
Después volver a sus playas y arenas
Para terminar tu altar.

Quiero con mi boca, con mis labios, con mi amor,
romper esas cadenas de temores que te atan
Para que vengas esta tarde a navegar en mi mar;
Quiero que rompas tus ataduras,
Como me rompiste el corazón.



LENNOX

EL QUETZAL EN VUELO

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.