El Condenado (PARTE II: La Pesadilla)

El Mochuelo de Minerva

EL CONDENADO

PARTE II: LA PESADILLA

 

Ya muerta esta su mirada

como una estrella sin brillo

que antaño, sol amarillo,

Irradiaba de pasión;

ahora un tanto pesada

la piel envuelve sus ojos

en un mundo de despojos,

de tinieblas e ilusión.

 

Alzó su vuelo hacia el cielo

como un águila encarnada,

batió sus alas doradas

queriendo alcanzar el sol.

El astro rey traicionero

sin reparos ni decoros,

mostró sus plumas de plomo

derretirse ante el calor.

 

...

 

Ángel caído del deseo profano

lanzas en vano tu plegaria al cielo

mientras desciende en fracasado vuelo

y a nada aferras tu azarosa mano.

 

...

 

Y un torbellino de agujas

devora al tiempo sin miedo,

y unos grilletes de acero

portaba la libertad,

y la justicia vendada

no miró a aquél prisionero,

que en su descenso hacia el suelo

logró mirar su final.

 

De su cuerpo, mil pedazos

tomaron forma de cuervos.

De la muerte fueron siervos

Y de su alma ataúd.

Se desataron los lazos.

Su ser vagó por lo eterno.

El abrazo del averno

devoraba toda luz.

 

Donde la duda termina,

donde se acaba el sentido,

sin tacto, gusto ni oido,

ningún dolor o placer.

Ningún recuerdo germina

donde las sombras no acaban.

Donde las luces se apagan

se fundió con el "no ser".

 

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Parte 2 de 3

Autor: José Gamarra

03/03/2019

Inspirado en "Reo de muerte" de José de Espronceda (25 de marzo de 1808 - 23 de mayo 1942)

Todos los derechos reservados ©

Ver métrica de este poema
  • Autor: El Mochuelo de Minerva (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 25 de marzo de 2019 a las 09:45
  • Comentario del autor sobre el poema: El cansancio gana al prisionero sumiéndolo en una profunda pesadilla premonitoria de su próxima muerte
  • Categoría: Sin clasificar
  • Lecturas:

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.