LUIS ADONAY VENEGAS LEYTON

La fiesta exclusiva...

La fiesta exclusiva...

 

Ya no ves la luna  llamándote

- enamorada

no corras, no corras

con tus pies descalzos

sobre el rocío que te llama

porque el ruido del tren

de temporada  te llevó lejos

como arrancando del edén

del abraso cariñoso

- temperado

de la lágrima de cuento

- con voz de abrazo...

No te vayas, no te vayas lejos

- acompáñame

luciérnaga enamorada

- alúmbrame

luna compañera

toma  mi mano

- abrásame

sonríe una vez más para romper

- los silencios

que irrumpen como truenos revelando

existencias de gritos de muchedumbres

que denuncian sus dolores

de abandonos y de olvidos…

¿Cuánto lucharon las amapolas de cristal

por hacerse presente

en la fiesta exclusiva

de los que tienen tanto...?

Comentarios1

  • Yamila Valenzuela

    Hermoso mi querido Luis.
    Apapacho!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.