arturo maldonador

LA ENTREVISTA

LA ENTREVISTA
Son un poco más de las 10:00 de la mañana, hora del Pacífico. A las doce del día tengo una cita con una alumna del quinto semestre de la Universidad de Baja California. Ayer, en la reunión habitual en el Club San Miguel, al final de la misma andaba por allí una muchacha cerca de mi, y le pregunté si había ido a visitar a los abuelitos.
Me dijo, vengo hacer unas encuestas, la mente viajo cuando hace muchos años en mis estudios me tocó ese tema. Y que además hice cientos de ellas en muchos ejidos de México con los ejidatarios.
Me la puedes hacer a mi, luego luego. Ya me explicó que debe ser en un lugar con silencio porque se va a grabar. Platiqué unos momentos con ella, le expliqué, según yo las corrientes de la Psicología. La freudiana, la conductista, la humanista y la que más me gusta, la Traspersonal. Creo que no me entendió, ella estaba en su rollo, hacer un trabajo para su clase.
Y de que se va a tratar la entrevista, le pregunté. Me va a contar su vida, me contestó.
Así que de eso se trata mi cita . Y me pregunto, ¿De qué le voy a contar?
Soy exagerado y tengo muchos años que comparto con algunas personas, gajos de la naranja de mi vida, y creo que solo he arañado un poquito de lo que he vivido. Hace años leí, y me la creo, que diariamente nuestra mente genera 60,000 pensamientos. Así, qué voy a contar?.
Al expresidente Richard Nixón, de USA, estuvo en sus entrevistas con su terapeuta más de 10 años.
Hay una herramienta que no se usa por acá en occidente, el Eneagrama, para conocerse en muy poco tiempo razgos muy profundos de la personalidad humana. Me lo he aplicado a medias, creo que tendencioso y no neutral.
Se me acaba de ocurrir que le diré a esta alumna que voy a querer una copia de lo que hable, así tendré más material de mi mismo para seguir cavilando en la imposible respuesta de ¿Quién soy?
Como es un trabajo de clase de esta persona, con gusto colaboro, sin perder la perspectiva de contar con honestidad, sin el velo del bien y del mal, algo de lo que en tantas estaciones la vida me ha regalado.
Me espero a ver qué me dice, y le diré si le hablo de la superficie de mi piel, un viaje por encimita o le cuento algún que otro detalle, como por ejemplo como dejé de fumar, tremenda adicción, que miró y convivo muy cerca a mi alrededor, y que mi padre muere de cáncer por fumar hace años ha. Que me gusta la poesía, que estoy enamorado de la naturaleza, que lloré cuando miré recién nacido a mi primer hijo. Que el primer beso de niño, con la niña de las tortillas me supo a violeta ussher, porque ella estaba masticando la pastillita cuando nos besamos. Que le tuve terror al buling que me hicieron en Chapingo, cuando estuve en primer año, y que después yo lo practiqué.
Quien sabe que se me ocurra. Después cuento, porque esto del facebook es para mi una tribuna pendular, donde paseo algunas de mis máscaras, y a veces, desprevenido, hablo sin ellas.

El poeta del amor. 17-03-15.

Cabo San Lucas, BCS. México



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.