angelillo201

La profesora Muda.

( A Isabel)

Y en el silencio donde se encontraban los alumnos,

retumbó atronadora la ausencia de voz,

de la profesora.

Y sentado en el pupitre,

con el contador a cero decibelios,

se encontraba en silencio su alumno favorito,

que era el que más la amaba.

Y viendo que la profesora no podía hablar.

Le dijo a su oído susurrando suavemente:

“contigo aprendemos,

aunque estés callada”

Y ella le respondió en silencio con la mirada,

enternecida ante el alumno que tanto la quería.

Angelillo de Uixó. Basado en hechos reales en clase.

Comentarios1

  • SOPHIA RC Colombia

    “contigo aprendemos,

    aunque estés callada”
    Que lindoooo!
    Abrazos de mucha Luz



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.