Michurin Vélez

SOLES DE INFANCIA

Recuerdo mis soles de infancia:

la fragancia silvestre de los días

navegando entre el rumor de la risa

y el grito jubiloso rodando por la ladera

 

Evoco las voces contentas

cruzando el puente que tropieza el río

y mi barquito de papel de diario

surcando las estelas de las olas plateadas

 

Despierto en las huellas de la infancia

flotando sobre el silencio

tratando de alcanzar la pampa desnuda

donde las alegrías saltan bajo la lluvia

 

 

Hoy el planeta es un campo de fuego,

un desierto donde las palabras se calcinan

bajo el espléndido sol de los anhelos

          / equinoccio donde habita la agonía

            dialogando en el lenguaje invisible de la muerte /

 

Cuando se ausente de mis pupilas

el paisaje que tengo en los ojos grabado

y el espíritu de mis sueños atardezca en el alba

me iré como quien se va a bañar al río

con el paisaje en los ojos grabado

abrazado de los versos calcinados

Comentarios1

  • Poeta al atardecer.

    Y yo estaré ahí noble hombre, hermano de letras, Poeta con el don de la sensibilidad en la memoria. Yo estaré ahí porque esos recuerdos que tienes tan bien guardados, los recogí también contigo cuando los repartió la vida.
    Un abrazo hermano.
    Poeta al atardecer.

    • Michurin Vélez

      Los escenarios de la infancia son comunes, diáfanos y empapados de una impoluta nostalgia. Un abrazo infinito



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.