Jesus Cuero

VICTORIA

dedicado.

Nunca quize ser salvado por tu mano

aunque llege al punto, de bajar mi mirada al ver tus ojos que parecian querer brindarme ayuda

Se que te quise y que aun te quiero

pero mis manos no te buscan

porque nunca pense que tendria la necesidad

Aunque ahora quiera.

 

Quiza nunca pude verte a los ojos.

 

Te cuento un secreto

aun guardo el papel rosa en forma de flor en el que por primera vez escribiste para mi tu telefono

nunca quize agregarle al inicio el 1-800 

no se si alguna vez lo hice, pido disculpas si asi fue.

 

Ahora me duele, ver que cruzas la calle para no verme 

y yo enciendo un cigarro para agachar la cabeza y quebrar mi mirada para seguirte la corriente

Espero nunca sepas que me duele.

 

Llevo en el alma tus abrazos.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.