bernardo cortes vicencio

-Animales Concéntricos ...disturbios visuales- (...24)

(…24)

 

O tendrás miedo del verso obscuro,  del brazo obscuro de la estrofa, de los méritos del hombre y sus pasos posibles antes de cruzar la calle en la vieja esquina de los dedos y aquel fondo natural en que  sufre de suicidio, de locura y otra enfermedad, los podrás ver en la jauría como una tonada de epilépticos antisociales:    los sueños del clandestino, o tal vez la firma auténtica  de Paul Verlaine y su propio hermetismo al entonar la regla del arte deambulando en los  establecimientos, por los bares, los cines y un café, como el   malviviente de los labios rotos: la rara apariencia  social en la lírica, sería como otra  pedrada a la hora en que una niñ@  se orina en los calzones , así como la idiosincrasia de la escritura con su enorme distintivo de asistir a la ceremonia para modificar cierta literatura.   La hélice de la hoja evoluciona con la bomba de hidrógeno de Maples Arce y su estridentismo puro, y la tecnología del tren bala y la bazuca construida en Asia, y la música, y el poema sería la balada de residuos y bacteria extraídas de las grandes faldas de los cerros de mi pueblo. Un plato, un pastel y una mosca parada en tu sombra de engañoso espantapájaros, dándole cuerda a tu reloj de frecuencia lamentable, tu cartera de Cristian Dior que utilizara Neruda o la camiseta falsificada de Pierre Cardín.

 

[No te preguntes el por qué la violencia señor@ de las grandes ruidos, puedes elogiar una puta  con tarjeta de sífilis en la esquina falsa con intentos de escritura, la apariencia solo sería  eso, imitar a un artista por capricho, obvio, solo sería una chispa de obsesión masticar como un(a) modelo llena de parálisis vertical con el lápiz]  

 

 

Bernardo Cortes Vicencio 

Papantla, Ver, México

01:4306032019

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.