M.G.Ratia

DEL AMOR Y LA BODA

Que bonito aquí en la playa

cuando llega el lubricán,

al primer rayo del día

miro las olas del mar.

 

Las espumas de tus manos

tus brazos de blanca sal,

te agarras a mi cadera

y me hago arenita mojá.

 

Ay, ayayay... ay, ayaya.

 

Mis labios sobre tus labios

no te dejan respirar,

mis ojos mirado a cielo

vuelan de felicidad.

 

De carbón de la candela

tu chaquetilla entallá,

los volantes de mi falda

de ramitos de azahar.

 

Ay, ayayay... ay, ayaya.

 

En el bies de mis enaguas

llevo una rosa bordá,

la guardo pa que tus manos

me la quieran deshojá.

 

No cierres tus ojos, vida

cuando me vas a besar,

que los sueños son los sueños

y nuestro amor es realidad.

 

Que los sueños son los sueños

y nuestro amor es realidad.

 

...a M. Noguerol, por su cumpleaños.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.