Rucker

Anciana

 

Se mira frente al espejo, han pasado los años encima de ella.

Sus ojos se miran arrugados, la espalda le pesa, las piernas le tiemblan.

Cada día va quedando más débil, sus manos deterioradas por el cloro que utilizó a lo largo de su vida.

Se ven quemaduras en su piel, tantos días metida en la cocina, expuesta a lo caliente de las cazuelas.

El sufrimiento lo lleva en el alma, un cuerpo cicatrizado, por miedo hablar prefirió ser marcada. Por su marido que fué borracho y machista, la torturaba todos los días. El más mínimo quejido que escuchaba le tenía que silenciar su boca a golpes.

¿Por qué?

Porque así era en esa época y tenía que aguantar.

Hoy se mira en el espejo, quiere llorar sin embargo ya derramó demasiadas lágrimas que quedo seca.

La tristeza de esa mujer es evidente pues de nada le sirvió tener ocho hijos, si todos se marcharon cuando envejeció.

Se siente inútil.
Siente que ya es hora de morir.

Lo triste es que soló sufre cuando se mira en el espejo, porque más tarde se le olvida. Se olvida de su nombre.
Sus recuerdos se van acabando y muere en silencio sin decir nada.

Así pasa las horas, los días y los meses.

Ausente en espíritu.

Perdió todo, la felicidad, la memoria y el habla.

"Anciana"

_Rucker_

Comentarios1

  • Enamorada de la luna

    gracias muy hermoso
    me mire al espejo y llore
    Gracias de nuevo

    • Rucker

      Gracias por comentar.

      "Saludos"



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.