Andres Kirk

Azúcar de cristal

Ese dulce amargo sabor de la noche

envuelto en cristal con azúcar

ayer también me siento muerto

un café indistinto como una ciudad

con azúcar envuelto el cristal

mi reflejo, mi reflejo aun ahí esta

ojos de piedad, silueta del mal

escupiendo a cuatro vientos

la mentira y la verdad

esta vez sin azúcar, sin cristal

la muerte me espía

me quiere llevar

un día menos o un día más

mi café, este cigarro, y ya

me siento, me escribo, me da igual

y es que ni siquiera hay viento

ni siquiera hay mar

a mi único alcance solo tengo mis ojos

y mis manos manos a la par

mañana también soñé

con un café indistinto en la ciudad

mi tiempo se ha roto otra vez

entre una pizca de azúcar, y otra de cristal.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.