Faeton

La senda del ánima

La vida es una ilusión que huye despavorida cuando no estás conmigo.

 

La alegría se desvanece,
todo se cae,
incluso el telón de la noche;
y las estrellas,
que se deshacen como terrones de azúcar en la leche,
ya no me guían con su pálido fulgor.

 

Aquí no hay paredes que tapen mi desnudez,
ni aliento que me quite el frío.

 

Y tengo los pies entumecidos,
como si me hundiera en una ciénaga
a cada paso que doy,
tembloroso y vacilante,
sobre el barro de los días,
sin poder siquiera asirme al cordón de tu ombligo.

 

Muero de ausencia
mientras mi mirada se alza,
férvida e implorante,
hacia el disco lunar,
que me baña con su luz argéntea,
una luz mórbida y delusoria
que oscurece más que ilumina
la incierta senda del ánima.

 

Sobre el crujido de una rama,
noctua ulula como un faraute de desgracias,
extinguiendo la llama de Vesta.

 

Frente a mí,
tus pupilas dilatadas rielan como dos fuegos fatuos en un camposanto,
y un estremecimiento involuntario me sacude todo el cuerpo.

 

Y en mi nerviosismo
–no puedo evitarlo–,
tamborileo sobre el cráneo de Yorick.

 

La noche es un territorio demasiado hostil
para atravesarlo solo.

 

© Óscar Bartolomé Poy. Todos los derechos reservados.

Comentarios8

  • Cyrene

    La intemperie del alma, querido amigo, todo el poema exhala una sensación irremediable de desazón y desabrigo :

    Aquí no hay paredes que tapen mi desnudez,
    ni aliento que me quite el frío.

    como jugar con uno mismo una partida de ajedrez, sabes tus movimientos, sabes lo que va a pasar e igual piensas como un rival, perdona la comparación, es que tengo delante un tablero y se me ha ocurrido la analogía, tonta seguramente.

    Esa ausencia, que tú ,con tu rico lenguaje tan bien relatas, tanto que se hielan hasta los huesos, de la tercera y cuarta estrofa es muy descriptiva.

    La siguiente con la referencia al Templo de Vesta, apaga esa llama que antes siempre estuviera encendida.

    Y el cráneo schakespeariano con ese tamborileo de tus dedos como esperando lo que no quiero ni nombrar.

    Es lo que yo percibo de tu oscuro poema, ha sido un placer leerlo, desde el uso del lenguaje, hasta su profundo y triste contenido.

    Un abrazo mi querido amigo.

  • Poemas de Pepita Fernández

    La tristeza que manifiestan tus versos calan hondísimo por la excelencia del lenguaje , de los recursos lingüísticos de cada término elegido con tu magia de poeta... ilusión que huye ,alegría que se desvanece, fulgores que se deshacen , la noche que da miedo atravesarla,metáforas placenteras al leerlas .Me encantan tus poemas.
    Saludos ...................PEPITA

  • Angelito Blanco

    Mi querido amigo Oscar...tu ternura infinita la dejas plasmar en este poema, como en otros que he leído en tu espacio...Admiro siempre esa fluidez que tienes de jugar con las palabras y jugar con metáforas.
    Con mucho respeto, aprovecho para felicitarte por tu nueva imagen.

    Saludos.

  • Johnnis

    Genial, definitivamente genial!, Un poema que relata soledad y tristeza, con un lenguaje rico, manejado de forma maestral.


    Un abrazo, amigo.

  • Jesus Paredes Ortiz

    Lenguaje poético con recursos que adornan la profundidad de su propio contenido; se hace oscura la senda cuando se cruza sólo o cuando se cruzaba con alguien y ya no está (que es peor), hondura seleccionada y culta, preciosa te salió del alma: "Sobre el crujido de una rama,/noctua ulula como un faraute de desgracias,/extinguiendo la llama de Vesta".
    Un abrazo

  • PETER

    Saludos amigo faeton
    mi siges llenando de tus magicas imagenes, la muerte, la gestacion, el cielo,...
    desde la comparacion de las estrellas a los terrones de azucar hasta el tamborileo en el craneo, el cordon, todo todo mi amigo esta muy bello.
    Esta ves mas que nunca tube que buscar significados como loco, tu sabes que me gusta aprender de tu poesia.
    Esta alegria que se desvanece espero vuelva a tu corazon.
    por cierto me falto mencionarte que esta frase me asombro y acongojo. Frente a mí,
    tus pupilas dilatadas rielan como dos fuegos fatuos en un camposanto,
    y un estremecimiento involuntario me sacude todo el cuerpo.
    Un abrazo mi amigo

  • Genciana.

    Es tan fácil entender tus sentimientos. Me sucede que cuando te leo me transporto y me encuentro sintiendo lo mismo, es tan real cada palabra, cada una de las descripciones.

    Como siempre un gran placer leerlo, gracias por compartir tu arte y permitirme aprender.

    Saludos.

    Fer.

  • YoKo


    Nuevamente la muerte llena de nostalgia a tu lírica. Es la esencia de esa memoria de recuerdos. Cuando te leo me llega mi propia pena... Excelsa poesía compañero y amigo poeta.

    Un abrazo,
    Clavel Rojo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.