romeo14

III


Sobre el río de Heráclito
flotan todos sus muertos
y los nuestros.

La última esperanza
es un terremoto de ceniza;
un cenizero como el mundo.

¿Queda algún ave fenix por aquí?

Para agarrarnos
a su corazón
clavado
ardiente.

El fuego hará del fracaso; triunfo, con una cuna de cerillas.
Como un recipiente lleno de intentos luminosos.

Comentarios1

  • JUSTO ALDÚ

    Claro el Ave Fenix que renace de sus cenizas, así renacerá el triunfo del fracaso.

    Inteligente amigo mío, te felicito. Una forma muy diferente.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.