Soncafe

UNA VIEJA CANCION

            La línea del tiempo

cuenca tributaria de nuestros egos,

nos satura en su aluvión de momentos,

moviendo la cotidiana inercia,

envolviendo nuestras vidas

como obsequio triunfal,

donde el cortejo de las reminiscencias,

como pañuelos agitados en un adiós perenne,

danzan cíclicamente en la memoria

y nos dejan un vector trazado en la libreta

de aquellos días de estudios,

cuando la tinta de los sueños

tenía los colores de los inviernos por venir

y el efluvio de unos ojos despiertos.

alumbraban pasajes de lejanía.

 

            Cuando el reír sin llorar,

no había alzado su vuelo en abril

y era una realidad inalterable

besar tus manos al crepúsculo de las esporas,

hilvanando las coordenadas de un camino,

que se convirtió en pretérito,

al cual, hoy distingo con la nostalgia típica

que dejan los amores cuando ven al pasado,

junto una canción que ceñía los sentidos

ralentizando las horas

hasta detener el tiempo en un oasis perpetuo.

 

            Aquellos días vividos a la sombra de tus labios,

se fueron evaporando en la frecuencia modulada,

de una canción ingenua, de melodía sencilla,

con su clave de fa en las entrañas,

y su tono mayor de caballero errante;

tenía en su acento pequeños sincopados

escritos en el pentagrama de tu piel,

con un acrónimo de nuestros nombres.

La compuse un día de marzo

para adornar tu sonrisa, para decir te amo,

para que no muriera en la soledad del tiempo,

donde se fue hundiendo lentamente

como navío que se resiste al naufragio.

 

             De aquella vieja canción

solo queda nuestra historia encallada en la arena,

bañada por la ola silente donde nos sumergimos.

El piano aquel ya no extraña mis dedos,

se olvidó de mis digitales

y la sonrisa en mis labios disiente

de la lágrima que se oculta en mis verdes ojos.

 

            De aquella vieja canción

queda el recuerdo de los amores únicos,

que pueden fenecer por las desilusiones

que dejan los errores humanos

con su cruz y su huella en la línea del tiempo.

Comentarios5

  • Frida Alcantara

    Aquellos días vividos a la sombra de tus latidos, y así, lleno de imágenes tu poema que me ha encantado.

    • Soncafe

      Gracias por tus palabras, amiga. Por tus imágenes y por haberte encantado.
      Tus expresiones se reciben con inmenso agrado y son un honor.

    • piotr antonin

      Un placer leer este poema, viejas canciones que logran hacer emerger bellos sentimientos atesorados en los pliegues de nuestra alma. Un abrazo amigo Soncafe
      Piotr

      • Soncafe

        Gracias apreciado Priotr. tus palabras son recibidas con beneplácito y es un verdadero honor tu valoración.
        Así es, hay canciones que quedan en lo más profundo de la vida.

        Recibe un afectuoso saludo y un cálido abrazo de hermandad poética,
        estimado Poeta

      • KORO

        ..una canción siempre revive un instante grabado en el alma , como la fragancia de un perfume que trae la imagen de aquel ayer. Excelentes letras nos traes amigo paisano querido. Un abracito en la distancia

        • NUEVA TINTA

          te das cuenta de la diferencia entre un poema plagado de imágenes diversas y sentimientos varios, como los que escribe nuestro amigo Hijo del Café (jejejeje) con un haiku, senriu, tanka...o una simple palabra como más de uno ha publicado en este sitio..??

          • KORO

            ...evidentemente este es un poema cargado de muchos
            matices y deja una exquisita finura....pero un Haiku encierra
            mucho sentido en una breve poesía..mi querido Caslito. jajajajja

          • Hay 7 comentarios más

          • sinmi

            Siempre es un gusto leerte. Saludos poéticos.

            • Soncafe

              Gracias apreciada amiga.
              También siempre será un gusto y un honor recibir tus amables palabras.

              Saludos

            • Ronny Siso

              Esta vieja cancion es lo que sale del alma hermano, todo lo que se vive en el smor, disfrute leerlo saludos hermano mio.



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.