Gata_Azul

Hogar

Cae el sol a media tarde, bañando las hileras de montañas interminables 

de cumbres nevadas y lejanas como sueños inalcanzables 

cae el sol, el cielo arde, la luna se inclina sobre las colinas del este

y las luces de los pueblos se encienden en el horizonte 

el aire tibio trae el aroma del bosque, de la tierra, de la hierba y de algún incendio lejano

los pájaros entonan sus últimas conversaciones, 

la noche se abre paso con su majestuoso manto

y la voz de mi madre llega hasta mí con el viento.

La noche es densa y aviva mi imaginación 

ávida de historias y personajes que algún día tal vez existieron.

Quiero conservarte así, para siempre

este es el lugar en el que crecí y el que guardaré hasta mi muerte

ojalá el tiempo no pasase, ojalá ahora mismo se detuviese

deseo conservarte como un retrato viviente

te llevo en mi alma, en mi corazón y en mi mente

y siempre que me voy, tengo miedo de no volver a verte.

Comentarios2

  • kavanarudén

    Precioso.
    Pude vivir de cerca toda esa belleza que describes.
    Nada como la tierra que nos vio nacer.
    Una hermosa prosa.
    Me gustó mucho.
    Gracias por compartirla.
    Un fuerte abrazo de mi parte.

    • Gata_Azul

      Un fuerte abrazo y muchísimas gracias por tus palabras.

    • alicia perez hernandez

      Qué bello relato, creo que donde nacemos y crecemos es el lugar que nunca olvidaremos es parte de nuestra vida un pedazo de todo lo que vivimos se va con nosotros.
      un gusto pasa por tus letras.
      saludos , poeta

      • Gata_Azul

        Así es, nos acompañará siempre allí donde vayamos.
        Muchas gracias por tu tiempo y tus palabras.
        Un saludo!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.