Julio A. Rocha

ELLA

La conozco.

 

Se de las luchas que ha tenido y que todavía tiene.

 

Se que le dan miedo las alturas.

 

Se que un hijo de perra la lastimó tanto que la rompió en mil pedazos, y lo sé porque la estoy ayudando a reencontrarlos. (llevamos 300 y contando).

 

Se que llora por la madrugada porque durante el dia no permite que nadie la vea triste.

 

Se lo mucho que se esfuerza por ser feliz. 

No se dan idea de lo que le gustan los abrazos.

 

Es hermosa. Lo sé. Lo saben todos. Ella también lo sabe aunque a veces se le olvida.

 

Se que es más baja de lo que quiere aparentar.

 

Se que es buena dibujando, que le gusta mucho el basquet.

Se que le gustan las paletas grandes de esas que venden en un local del centro.

 

Su locura por los gatos también la sé.

 

La conozco sin maquillaje y puedo asegurarles que es hermosa.

 

Se de la paz que transmite.

 

Se que ama el chocolate.

 

Lo mucho que le gusta demi Lovato.

 

Lo mucho que pelea por vivir. Aunque sea un poco más.

 

Ella es una guerrera a la que la vida no le dio buenas cartas pero ha sabido cómo ganar las partidas que se le han puesto.

 

Ella es fuerte, muy fuerte. Y se que siempre trata de brillar aunque el mundo quiera apagarla.

 

Hablarles de su sonrisa seria entrar en discusión de cómo ese pequeño gesto en su rostro es capaz de ganarle a las maravillas que Dios creo.

 

Se que la amo.

 

Se que me ama.

 

Y es bueno saberlo. Porque cuando lo olvide, se lo voy a récordar, siempre.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.