Pablo Diaz

Ojos largos

Hurgando en los designios del futuro asombrados divisan, mis ojos y sus pupilas, momentos de angustias, de días sin fin.

 

Se empinaron, ellos, observando que del cielo llovía fuego que al viento quemaba y que los mares hervían cocinando a los peces en sus entrañas.

 

Divisaron, mis fanales, que la tierra, temblando de dolor, se abría… bebiéndose las aguas hirvientes de los mares  y que entre las fisuras transitaba hacia  el fuego que bajaba desde el cielo.

 

Y cuando, al fin, pudieron balancearse en mi semblante yo logré meditar muy asustado… pidiéndole a dios que  mis ojos hayan errado, que mis pupilas estuvieran dilatadas y que esto jamás llegue a suceder.

 

PABEDIZ

Comentarios4

  • linda abdul baki

    Muy buen escrito que se le espera esta era tendra su final como las tubieron las tres primeras

    Con aprecio Linda

  • ivan semilla

    MUY BUENOOOOO!!!!
    PABLO
    EXCELENTE POEMA AMIGO
    ME LO LLEVO, NO TIENE DESPERDICIO, ADEMAS ME DISPARASTE LA CABEZA, ME VINO LA INSPIRACION LEYENDOTE.
    TE FELICITO, GRACIAS
    TE MANDO UN ABRAZO AMIGO

  • huertero

    MUY BUENOOOOO!!!!
    SR. PABLO EXCELENTE POEMA AMIGO
    ME LO LLEVO, TE MANDO UN ABRAZO AMIGO

  • nellycastell

    Excelente tu poema de hoy Pabli querido, ultimamente estás escribiendo muy tremendo, qué bárbaro amigo, me lo llevo a mi rincon



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.