Jesus Paredes Ortiz

Llanto del alma

 

Ay!, qué podría contarte para aliviarte,

manceba y virgen feliz que no conoces

en un cielo cerrado más que suaves voces

y descubres la argucia en la noche entregada.

 

Desde mi corazón a esa, tu isla olvidada,

lágrimas y suspiros en un mar de llantos y clamores,

abriré mi cofre y me elevaré hasta ti que desconoces

la flecha que en lo oscuro está clavada.

 

¡Ay!, mira mis ojos, llora sin miedo, besa el cielo,

a ti quisiera consolarte y no puedo,

amarga y cáustica lección de sufrimiento:

¿por qué tuviste primero que aprender de la muerte?.

 

 

 

© Jesús Paredes Ortiz. Todos los derechos reservados

 

Comentarios8

  • Faeton

    No recuerdo haberte leído antes un poema escrito en este estilo, con un lenguaje que podría considerarse de otros tiempos, castellano antiguo. Ha sido una grata novedad. Incluso la tristeza, la muerte, suena a épocas pretéritas. Me ha sorprendido también el oxímoron "manceba y virgen", y se me ha quedado el verso: "amarga y cáustica lección de sufrimiento".

    Saludos, amigo Jesús.

  • Cyrene

    Elegante lenguaje en el que coincido con Faetón parece sacado de otros tiempos, anoche leía una selección de poesías de Ramón Campoamor y como que me lo has recordado en cierto modo, Esa pregunta del cierre me ha consternado el alma; el poema es hermoso Jesús, tan triste como hermoso.

    Un abrazo

  • ronnin_muchukunda

    Es muyyy hermoso. Muy logrado. Te felicito. Me encanto.

  • Angelito Blanco

    Guaooo...!!!exquisito poema Jesús, con tal sutileza trabajastes cada versos y sus imágenes....sin palabras....esta genial. Mis respetos y admiración.

  • el-Centinela

    Admiro el cambio realizado, la naturaleza y magia de tu poesia que habitualmente gira en otro sentido, no excenta a este de belleza y elegancia aun refiriendose a la muerte.

    Un abrazo amigo Jesus!!

    Me complaciò leerte.

  • YoKo

    Afortunada me siento de leerle y sentirle por medio de su lírica. Siempre hondando en sentimientos humanos tan apasionados y delicados, como en este caso es la muerte, que sin duda se aprende y fortalece de ella. Es su sensibilidad lo que nos endulza a tan divina escritura.

    Con cariño
    Clavel Rojo

  • Poemas de Pepita Fernández

    Un poema triste casi desesperanzado , la idea de la muerte como primer eslabón de aprendizaje, es hermoso .
    Saludos .....Pepita

  • elvira olivares

    Jesùs amigo, no pude leerte ayer, lo hago hoy y con que regocijo
    me imaginè otro tiempo y otro lugar, hasta allì nos llevaste.
    Alguièn se adelantò a morir, y se llevò tu corazòn....
    Triste y hermoso poema.
    Cariños



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.