KHRISNA

TODO FUE UN SUEÑO



Llegas parsimonioso y gallardo

extasiándome con tu presencia,

sin pensarlo, en tus brazos me enredo,

tu incienso llena toda mi existencia.

 

En un eterno abrazo enfrascados,

se atraen nuestras bocas y mi estancia

se viste de un peculiar colorido…

pareciéramos apartados del planeta.

 

Se acabaron las palabras dando paso

a los murmullos, las ansias se manifiestan,

una explosión de emociones suplanta

el silencio y solo se oyen nuestros gemidos.

 

Todo parecía tan real... hasta que los rayos

del sol besaron mi frente, todo fue un sueño,

donde yo era tu doncella y tú mi dueño

solamente dos amantes, en la noche perdidos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.