Kristian Mariano Ibarguen

¡Oh, Bombón que me Seduce!

Hola,

me atrevo a escribirte:

tal vez te disguste,

mas, necesito decirte,

me urge contarte,

que no sé cómo hiciste,

pero lograste enamorarme.

No sé si fue tu mirada,

tan cautivadora, tan delicada,

que tanto expresa lo que siente tu alma;

no sé si fue esta, mi bella dama.

O si fueron tus labios,

tan perfectos, tan bien trazados,

que seducen a quien ha de mirarlos;

no sé si fueron estos, mi ser adorado.

O si fue tu voz,

tan meliflua, verdaderamente digna de estar en vos,

tan hermosa cuan silbido del pájaro cantor;

no sé si fue esta, mi Sol.

O si fue tu personalidad,

tan amable, tan dulce, 

tan digna de admirar;

no sé si fue esta,

¡oh bombón que me seduce!

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.