Jose Luis Santiago

A TERESA DE JESUS Y JUAN DE LA CRUZ

 

DIOS OS INSPIRO

 

Dios es la verdad

en esencia dicha

elocuente piedad

concisa, escrita.

 

De Jesús, Teresa

amaba como hija

a Juan que bebía

la Cruz de su vida.

 

Con los dos estaba

en los dos se sentía

la fe de la vida

que tanto anhelaban.

 

Por Jesús lloraban

por Cristo vivían

por amor lograban

la mayor compañía.

 

No querían nada

en esa plena dicha

con Dios estaban

de ahí no salían.

 

A Jesús lo amaban

a el lo conocían

solo trabajaban

ley de el, divina.

 

Jueces de los Papas

Papas sin Justicia

¿por que juzgabais

a los que el quería?

 

para el que viera

se le revelara

y se confirmara

lo que Cristo decía:

 

recluidos seréis

lo fui yo en vida

lo fueron profetas

que en ley vivían

 

con el estaréis

el Padre de vida

hijos no temáis

Dios os inspira

 

Comentarios1

  • Pilar Salazar

    Mi querido Santiago, como siempre vos, dejándonos estos bellos mensajes. Al igual que Juan de la Cruz y Teresa de Jesús que son ejemplos de vida y entrega incondicional a la obra Divina, en la actualidad, a pesar que las fuerzas de la oscuridad arremeten con todo para ganar adeptos, gracias a Dios existen seres incansables que luchan para mantener encendida en los corazones de los demás, la LUZ DIVINA y en esas filas estás tu mi bello poeta, sigue firme en tu fe, que de Dios vendrá tu recompensa.
    Eres y seguirás siendo muy especial en mi vida. Pilar
    PAX

    • Jose Luis Santiago

      Estimada pilar, hoy he recibido la noticia que el centro de estudios poeticos en madrid ha seleccionado la Elegia a Miguel Delibes como finalista en un concurso, llamado esplendor nocturno, y me halagan por mi talento en el poema, lo han seleccionado tambien para incluirlo en un libro que selecciona a diferentes poetas, a que Ya sabes, dios ensalza a los humildes, y llegado el momento se abren las puertas, Nunca olvides esto, es del Bhagavad-Guita, El mal nunca puede vencer al bien, lo Dice Krisna Dios Mismo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.