pani

EN SU ALBINA PALIDEZ...

Los copos caen

en su albina pálidez...

 

mientras la mañana

se deshace vagamente,

en la esquina

deslucida del silencio.

 

¡Oh lánguida espada

desgarrada... 

que aventáis mi cuita,

en la cala desnutrida

del recuerdo !. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.