Raynier Garrido

Viaje al Origen

Viaje al Origen

Bien sé que soy mortal,
Una criatura de un día
Por eso hoy alzo el vuelo
Para besar a la luna y despedirme
de esta noche;
Llevo al mar en mis ojos
Y al tiempo entre mis manos,
Ya no toco más la tierra con mis pies.

He cruzado ya la línea que separa
Lo concreto de lo abstracto,
Me encuentro rodeado
De musas olímpicas,
De cuerpos astrales
Y de obras de arte olvidadas.

Estoy muy cerca del punto
de no retorno porque me he olvidado
Ya de la formas físicas, de lo rígido,
De los dogmas y de mí mismo;
Estoy en completa ataraxia
O quizá al borde de la demencia,
Pero aquí quiero estar.

Aquí me sincronizo mediante
vibraciones con el éter;
Aquí todo muere y todo nace,
Aquí yace la esencia de la perfección
Y la verdadera belleza.

A este lugar vienen los músicos
a darle vida a un inerte pentagrama,
A este lugar vienen los poetas
a llorar la muerte del amor;
Y yo que sé bien que soy mortal
Vengo a este lugar de vez en cuando
A contemplar como ante mis ojos
se expande la eternidad.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.