SOMBRARTIFICIAL

El color de la luz

Por todas esas veces que fui gris, me hundí y me convertí en mármol
Aquí estoy, de nuevo siendo del color de la luz entre el temporal futuro y la tormenta pasada.
Siempre supe que volvería a encontrar la salida de esta habitación sin puertas.
Siempre supe que me encontraría ella a mi
aunque la habitación sea el todo que abarque mis movimientos.
Pero aquí me encuentro
Con la espalda libre de soledad
Ya no me duele
Ya no siento como tiembla detrás de mi diciendo mi nombre.

La tinta negra se derrumbó ante la luminosidad de mis ojos
Pero no del todo
Aún un se mueve lenta por mi espina dorsal siendo una serpiente que persigue ser otra extremidad más de mi cuerpo.
Mi cuerpo.
Ya tiene suficiente mi cuerpo con llevar a cuestas una maldición intermitente todos los días.
Pero seguirá haciéndolo
Hoy
Mañana
Y cada vez que piense en ella
Porque esta condena me pertenece y debo cumplirla.
La condena de ser la presa fácil de un dolor
Que se extiende y jamás parpadea a menos que se le descubra.

Pero yo ya se quien es
Sé como viste
Como es su voz
y como mira

Sobretodo como mira.


Hoy escribo a través del cuerpo de una poeta herida
Por todas esas veces que fui gris, me hundí y me convertí en mármol
Aquí estoy,
de nuevo siendo del color de la luz.


(aunque esté apunto de irse)

Comentarios1

  • Samantha Sanz

    Por todas esas veces que fui gris, me hundí y me convertí en mármol
    Aquí estoy,
    de nuevo siendo del color de la luz.

    Precioso poema con toda la actitud, de hacer a un lado lo que no sirve y llenar de luz los paisajes de la vida.

    Un gusto leerte.
    Sami.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.