Kris Mariano

Los Ojos de la Verdad


¿Por qué ella está tan lejos?
¿Por qué no te le acercas?
¿Acaso vuestra timidez opaca lo que sientes por aquella?
Ven, te mostraré
te diré verdades
te hablaré de realidades
que pueden acontecer:
Tú, temeroso,
le observas tras bruma y arbustos,
te quedas allí, siempre,
esperando a que ella te note;
ella, ignorando vuestra existencia,
sigue con su vida;
otro, más "avispado",
se le acerca,
de su amor le cuenta
y se queda con ella;
tú, tonto,
solo sientes como tu corazón se rompe.
¿Acaso quieres ser el otro o este hombre torpe?


Si vuestro corazón os manda; y la mente ni sorprende;
¿Por qué has de temerle?, si el que con cariños se acerca, ni con la mirada hiere.
¿A caso a qué amas si tener? ¿A qué miras sin saber?
porque lo que ves puede ser tan vil como no lo quieres.
Y si la mejilla tocas entonces a la verdad te afrontas.
¿Acaso no sientes que alguien como loco toca aquello que en ella no se posa?;
es aquel que guía te dió para que llegues a donde tus ojos miran sin desvanecer...
El de la linterna como sol, para ver en lo que crees, está ahí con sazón,
esperando que al menos con razón lo miras a él con el corazón...
¿seguirás mirando lo que se va sin infarto?...
¡Ve!,Él, otra luz te dará para que tu mismo veáis el camino que a él te llevará.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.