Walter Kuhry

Sin reproches

Sin reproches, Señor, sin reproches;

ni Vos por mis pecados, ni yo por tus caminos.

Mi fe ha temblado en cada paso,

pero, al fin, ¡aquí estoy!Y por si acaso

te recuerdo que no recuerdo tus promesas...

Ahora que atardece, olvida mis retrasos

que yo olvidaré de tu llamado cuánto pesa...

(Zavalla, 5 de febrero de 2007)

Comentarios1

  • kavanarudén

    Excelente.
    Y ese Señor misericordioso salió y te dio un fuerte abrazo olvidando completamente todo porque él es la esencia del amor puro.
    El más grande amor es saber que te van a traicionar, que te van a vender, que te van a abandonar y aún así amarte, amarte hasta el extremo.
    Un placer leerte poeta.
    Kavi



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.