Javier Casaux

Últimas lágrimas

Una noche sin importar le dije, puedo hablar por última vez, podemos?

le supliqué, le rogué pero nada funcionó, entonces volví a llorar!! esas fueron mis últimas lágrimas.

Era tan obvio, que aquel jardín que regaba día y tarde, creo no fueron suficientes gotas para que sus raíces crecieran y fueran tan fuertes.

Entonces llegó el día que se tiñó de gris era tan densa y oscura., un viento Solano y abrasador derribando mis frutos y todo mi esfuerzo de día a día quedando pulverizados en la nada.

Y llegó el momento que levante mis ojos al cielo y postrado clamé a mi Dios y pude sentir que aquellas lágrimas dejaron de fluir.

Llega la calma, llega La Paz y todo se torna a la normalidad!!

                    Javier Casaux 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.