jesus alberto porras

El juez

Tus ojos ya no son los mismos

refleja tristeza y se han marchitado

tu alegrías se ha terminado

llevas en tu rostro la amargura del engaño

quisiera llevar una solución a tu problema 

Tú no quieres hablar con las personas

tú sólo quieres estar sola o sólo 

y por tu mente pasan tantas cosas

son muy duros los azotes que te ha dado la vida

ese destino

pero cuando tecanses de la vida que lleves

aquí te estaré esperando

para dar solución a tu problema

yo soy el único que te puede ayudar

porque para mí

los problemas tienen solución

solamente me lo tienes que pedir en oración

soy el juez sí el juez

de todos los que tienen problemas

Jesucristo salva y te ama



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.