jesus alberto porras

Si pudieras ver más allá

Es un desierto mi alma

sedienta de amar

estoy casi olvidado,

la ausencia de árboles y plantas

dibujan perfecto mi ser

sin embargo en mi interior hay algo oculto

un paraíso latente y turbado,

no existe persona que lo quiera cuidar

pero aún está con ansias de despertar

quién será la persona que lo va a cultivar

que lo riegue con el perfume de su corazón

y plante su alma

Para juntos hacer un hermoso jardín,

Y hacer crecer un sentimiento

Qué estará dispuesto a entregarte todo mi cuidado,

Serás mi eterna abeja reina.

No importa cuánto tardes,

Yo te esperaré,

Aún no te conozco, pero sé que llegarás,

Por lo tanto yo seguiré cuidando mi corazón,

Mi cuerpo y mi mente para ese día.

Pero de algo quiero que estés segura,

Que estas letras son para ti.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.