Armando Cano

NADA, NADA, NADA.



Como golondrinas
que van a anidar a tu pelo
son mis pensamientos.
Constantemente estás en mi mente,
en mis sueños,
en lo grande de mi amor.

Sin ti, soy un ave sin alas,
una carreta sin yunta,
una red sin pescador.
Por que sólo tú gobiernas mi vida,
tú mi hembra consentida,
mi niña menudita, mi mejor amor.

Tú, Bienamada mía,
eres playa eres arena, eres ría;
sensación de celos,
eres albahaca, eres cocuyos,
eres montaña, cascada y barranca,
eres cañada.

Sin ti mi vida no es nada,
no hay aromas de canela,
ni azul de la mañana.
Ni truenos en la montaña,
ni gaviotas, ni gardenias,
ni nada, nada, nada.


© Armando Cano.

Comentarios5

  • argantonio

    Este poema es rozagante como un jardín siempre con la misma fuente y la misma agua,saludos

  • Armando Cano

    Así es, me agrada que te guste.
    Gracias por tu comentario.

  • Toki (Carlos Eduardo Felipe)

    No hay nada como el amor
    Un abrazo amigo

    • Armando Cano

      Gracias, que bien que te gusta mi prosa.

      Saludos.

    • alicia perez hernandez

      MIRA NADAMÁS...
      EN QUE HAS CONVERTIDO ESE
      NADA, NADA, NADA,
      EN UNA SOBERANA BELLEZA,
      ROMÁNTICOS VERSOS, ENTREGADOS Y DEDICADOS CON TANTO AMOR.
      SALUDOS ARMANDO

      • Armando Cano

        Gracias amiga Alicia.

      • Victor Morales Rodriguez

        Lo entiendo como un espacio ocupado hasta desbordarse de satisfecho, y de repente, todo vacío... Ya no hay nada.
        saludos Armando.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.