Migvel

En el cielo

Mis parpadeos caen como la noche,
sedentario espere demasiado,
a la ida de mis tempestades el reproche,
de oír correr las hojas que se han deshumedesido,
añorando lo recitado, 
mas no tengas miedo,
que tus sueños aun no han resucitado,
en medio de todo la nada alude que no existe
                            desenlace en el cielo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.