Mariane

Monotonía

   

Desperté

Desayunando agonía ;porque estoy solo en esta casa fría, desperté sabiendo que por la tarde cenaré una buena pelea con mi madre ,aunque esto ya es de esperarse.

 

Pero no para mi optimismo, caminó mientras consigo mantener el equilibrio.
Ahora es el turno del segundo alimento del día,
mi almuerzo es una sonrisa llena de hipocresía;
Me consumo pensando si algún día esto pararía !
aguantó día con día estas falacias repentinas .

 

Pero esto ya lo sabia, por la maldita monotonía.

 

Llega la cena y viene la pelea, no me sorprende ni me da pena•
sonrío en la cama porque ella siempre gana,
aún conociendo lo que me espera, nunca me preparo para esta guerra.

Mañana será un nuevo día!

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.