jesus alberto porras

Volví a vivir

El invierno llegó

estaba congelando mi alma

mi corazón cansado

pero mi vida seguía en un caminar

de sorvida muerte

pues por el frío mis huesos se congelaban

sin más que esperar

el invierno trajo un poco de calma

al sentir tu calor a mi lado

volví a vivir

a sentir vivo algo que creí muerto en mi

pero como el invierno tiene que pasar

se acabó lo que no devia de empezar

esperaré el próximo invierno

para sentir su calor

su aroma

donde todo es felicidad

no tardes ven pronto te estaré esperando

toda una vida y más

porque en el invierno dicen que no flores nada

Y  si floreció algo

que guardaré por siempre en mi

cual cosa más valiosa

esperaré denuebo el invierno de mis recuerdos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.