pani

A LOS CAÍDOS EN SIDI IFNI...

Se alinean breves

los olivos entre barbechos,

mientras una inquieta

y eximia llamarada...

inflama el horizonte de su ausencia.

 

Cipreses tallados de abandono

se alinean en la tumba

irreverente 

de los sueños...

mientras mi labio 

se desahoga de nostalgia,

 

exhausto y desasosegado...

en el alma descorazonada

del crepúsculo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.