K-milo rivera

Una Carta De Amor # 3

Durante este tiempo me he dado cuenta de que te necesito como a nadie para ser feliz. No sé lo que vaya a suceder en el futuro, pero si de algo estoy seguro, es que me encanta estar a tu lado. Me has dado tanto para sentir alegría que incluso no me equivocaría al decirte que yo siempre luchare por mantenerme a tu lado. Y te he llegado a querer tanto que hasta pienso que eres mi alma gemela. Contigo todo es tan sencillo, que sinceramente es fácil creer en el amor cuando te miró.  Levantarme cada mañana consciente de que estarás ahí para alegrarme con tu sonrisa, es el mejor regalo que jamás me ha dado la vida. Cada vez que me tomas de la mano, que te ríes conmigo, que me hablas para hacerme saber de todas las cosas buenas que nos esperan, me hacen sentir más ganas de disfrutar de la vida, sobre todo si es a tu lado.  Sinceramente, decirte cuanto te amo es una tarea imposible, porque se necesita bastante tiempo para hablarte de este sentimiento que va creciendo día tras día.

 

Contigo soy feliz, no sé si te he dicho antes, pero si no es así te lo diré ahora: soy increíblemente feliz porque cada vez que te veo me pareces más hermosa que el día anterior, y no creo que sea magia o sea efecto de alguna sustancia, más bien es amor, ya que todo es felicidad a tu lado: cada mirada, cada palabra que pronuncias con tu hermosa y maravillosa voz, cada abrazo, cada sentimiento y cada beso, me hacen ser feliz. ¿Y cómo no ser feliz si tu estas mi vida?   Tu amor es dicha, es alegría y esperanza, es algo que me hace soñar con ser feliz y me hace despertar siéndolo. Tu amor me hace feliz y no te imaginas lo que por ti estoy sintiendo, porque amarte es querer abrazar la vida y recorrer el mundo dándote la mano ¿sabes por qué?  Porque me siento dichoso, y tú eres quien lo causa eso.

 

Recuerda:
Nunca dudes de mi amor, nunca dudes que te acompañare a dónde sea y no te dejare jamas. Nunca dudes que no importa si nada es perfecto; quiero estar contigo. No dudes de mis palabras porque son verdaderas y realmente daría todo por ti porque simplemente lo eres todo, todo lo que he amado y siempre amare, nunca dudes que estaré siempre contigo. Por favor, confía en mi. de verdad nunca dudes por qué realmente te amo y de verdad que estés donde estés, estas aquí a mi lado y aunque sé que hay veces que soy algo celoso, pero entiende que me da miedo perderte, porque eres tu y solo tu quien llena mi vida, quien comparte los dulces y amargos momentos, eres tú con quien sueño compartir el resto de mis días, mis angustias y por sobre todo mis alegrías. Tú y solo tú me llenas mi mundo y mi cuerpo, por eso tengo miedo de perderte, por favor nunca lo dudes, tu eres y siempre serás Mi único y gran amor y nunca te abandonare…  Son muchas las razones que tengo para amarte y los motivos para no perderte.

 

Tu cambiaste mi mundo por completo, y me enseñas algo nuevo cada día. Sinceramente, estando a tu lado no necesito de nada más, porque todas las riquezas a las que puedo aspirar las he encontrado en ti.

 

Tu más que nadie sabes que tengo muchos defectos, que también he cometido muchos errores, los cuales he tratado de mejorar con el paso del tiempo, aunque a veces he sido terco y gruñón, pero tú siempre me has apoyado a pesar de la necedad que me caracteriza. Prometo ser mejor y entregarte de igual manera lo que con amor tú me entregas, porque si hay alguien en este mundo por quien quiero luchar incansablemente y a quien quiero esforzarme en demostrarle lo mucho que la amo cada día y a cada instante, es a ti. Sinceramente no te imaginas lo afortunado que me siento de tenerte a mi lado, de poder mirar esos hermosos ojos que tienen ese no sé qué, qué no puedo explicar, pero que me llenan de felicidad y que me hacen sentir una infinidad de cosas. No puedo decir más que hoy por hoy eres lo que más quiero y a quien más valoro. Gracias por todas esas cosas que haces por mí y gracias también porque a pesar de conocer todos mis errores siempre me eliges.

 

Tú mi vida, me haces feliz, porque eres única e irrepetible, un poco contradictoria, jamás aburrida. Eres a quien tanto amo y sé que nadie puede modificarte, eres así, y así me encantas. Eres el mayor tesoro que poseo, eres lo único que no puedo permitirme perder, por eso prometo cuidarte y darte todo lo que necesitas; porque quiero alimentarte con ilusiones, esperanza y novedades... Y comida. También prometo darte optimismo, alegría y un futuro lleno de colores, y además de solo promesas, también tengo mucho agradecimiento hacia ti, por todo lo que me has hecho aprender, por hacerme fuerte, por sorprenderme, por ilusionarme, por incitarme a descubrir más, por no dejarme caer y por todo ese amor que has puesto delante en mí, de verdad muchas Gracias, mi vida.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.