Daniel Memmo

Déjala ir...

Déjala ir,

suéltala como un suspiro,

recuérdala con un tributo,

levanta tu copa y déjala ir..,

camina más liviano por estas sendas,

ya tendrás nuevas penas, culpas, un nuevo amor,

échala al viento y que vuele, lejos..,

todos pagamos las deudas,

págalas!!

Y déjate  llevar a otros misterios,

que vuelva ese cosquilleo en tus tripas,

que se llenen tus pulmones de aire,

que vuelva un nuevo insomnio, recordando una nueva risa,

que te atrape esa sensación que nunca el tiempo es suficiente,

cuando caminas de la mano, cuando besas,

vuelve a sentir esos besos!!,

vuelve a realizar esas cosas que te llenaban!!,

siente otra vez la intensidad de un desafío!!,

abrázate!!

disfruta otra vez de tu compañía,

encuentra esa receta que te hacía sentir invulnerable,

contra los comentarios, la miradas ajenas, la risa dañina,

Déjala ir,

recuérdala como una vieja cicatriz,

dale la espalada y camina, hacia adelante..,

camina..,

no te detengas y menos mires para atrás,

déjale una flor en un rincón,

suelta si quieres una lagrima respetuosa,

pero aléjate,

ya pagaste con tiempo,

y tiempo nunca sobra,

déjala sola, como una pena en carnaval,

sácate el frío interior,

vuelve arder de pasión,

inténtalo una vez mas y otra vez!!, sino resulta,

no dejes ni una ficha en tus bolsillos,

apuéstalo en el paño de las sensaciones,

aunque te sientas cansada,

que el tiempo no te haga trampa,

el que sueña aferrarse con el tiempo, envejece en su rutina,

la calma es el dolor pasivo,

la angustia es el movimiento de la vida,

Quien no desearía dejar los relojes lisiados a la hora del amanecer?,

pero la vida es sufrir caminando,

es amar en soledad,

quien busca, no solo se satisface por el verbo buscar,

a quien le interesaría seguir el modo,

si se cae el vaso y el agua no se derrama?

La dicha es la vida,

la desgracia, es la tierra del porque?

aquellos que la habitan buscan el castigo sin desear  la flor, la vida..

Déjala ir,

si te aprieta fuerte,

tú puedas liberarte,

no esperes que sea tu propia angustia la que te mate,

tu propio dolor, el que te deje postrado,

no te demores!!

No te detengas,

Inténtalo!!, cae muerto,

 pero inténtalo!!,

hazlo!!,

sin miedo, ni prejuicios,

hay miles de opciones,

no hay muchas chances, solo una,

las probabilidades serán baja,

la matemática no miente,

perdiste!!,

inténtalo!!

caer andando, no es arrastrarse.

No te demores!!,

no apuestes tus días a la espera,

no te ahogues en la orilla,

Déjala ir,

vuelve a ese acto sencillo de vivir.

 

     Daniel Memmo

Comentarios3

  • bambam

    Magnífica despedida, lo q ue no sirve a volar gaviota.

    • Daniel Memmo

      Por supuesto!!, que una piedra no se transforme en una roca, la vida es para adelante,
      muchas gracias bambam, por tomarse el tiempo de leer mis escritos.
      Le mando un gran abrazo a la distancia.

    • Tejedora de versos

      aveces debemos seguir el vuelo solos y dejar ir a quien con nosotros no quiere volar...lo que no sirve pues que no estorbe

      hermosa poesía

      grato en leerte poeta.

      • Daniel Memmo

        Muchas gracias por tomarse el tiempo de leerlo y buena reflexión.
        Saludos a la distancia

      • Armando Cano

        Me encanto. Y es una buena respuesta.
        Saludos.

        • Daniel Memmo

          Armando..ojala puedas algún día, dejarla ir.
          Te mando un saludo a la distancia



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.