migreriana

Despedidas

                      Las despedidas te pelan el alma,

                      dejan en ese espacio una capa de tu voz,

                      un recuerdo inexplicable, una fragancia añeja

                      que solo la huele quien te pierde.

 

                      Las despedidas te superan, dejan tus huellas ahí

                      donde el hábito se hizo canto, eco, transpiración,

                      trabajo que te desgarra y te cuece por dentro,

                      tanto que ni el llanto puede con el dolor.

 

                      Entonces, solo entonces te puede el silencio

                      comprendes que los puentes te llevan. allá.

                      hacia tu otra mirada sin retorno ni juicio,

 

                     Entonces se cuela algún comentario

                      de tu paso por ese mundo extraordinario,

                     que otro toma si es necesario.         

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.