Inmovil en blanco

Sin título 4.

Soy un arma de destrucción masiva,
que a cada paso, con todo arrasa.
Pero no de buena manera,
siempre rompo todo lo que me rodea.
Soy un arma de doble filo,
te corto a ti, pero antes a mí mismo.
No controlo mis problemas,
y con ellos, arrastro la alegría,
con ellos destrozo la felicidad,
hago daño sin querer apenas,
y me autolesiono queriendo.
No duermo, por atormentarme,
pero no sé hauyentar a la tormenta.
Respiro a bajo cero en mi cuaderno,
porque solo tengo palabras frías,
mientras la cabeza actúa sin razón,
destruyo sin piedad mi corazón.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Hermoso poema estimado amigo
    Feliz entrada del nuevo 2019
    Saludos de amistad
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.