Uxiel

“Ciclo”



 

“Ciclo”

 

Noche


Silencio, oyes, ¿es el ruido del mar...? 


No, no es el ruido del mar


Es la inmensidad que abraza la tierra


El mar engendra la tierra en su todo,


La abarca, la posee, la abriga;


Son las olas que avivan los vientos,


Como el volcán que implosiona


De la tierra árida embravecida


Y vocifera ríos de lava que la erosionan,


Corriendo en busca de la inmensidad


Que las envuelva entre sus brazos,


Dándole al ciclo un nuevo despertar;


Oye, es el quejido de la tierra


Cuando el océano la invade 


Confundiendo sus aguas 


Con el llanto feroz del cielo 


Que la cubre en su extensión,


Se siente devastada, asolada, 


Hasta el aparecer del alba


Que acarrea las lenguas de fuego


Dejando huella implacable de su paso;


Otra noche mas resquebrajada,


Amanece sede el mar, y calma el volcán,


Las aguas de los ríos buscan el océano,


Fertilizando la tierra ávida de dulzura;


Renace la vida sigilosa y abrumada


Como renacen tus ojos en mi alma

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.