Saulo García Cabrera

LOS RAYOS CELESTINOS.

 

 

Los rayos celestinos,
llenan de luz,
y los cantos matutinos,
alaban a Jesús.

Tus iglesias,
te rinden alabanza,
vestidas de gala,
cantan y danzan.

Viene de tí,
Amado Señor,
este día,
lleno de amor.

Eres todo,
grandioso Rey,
y los tuyos,
repetimos a coro,
¡ Ven Señor !

 

Saulo García Cabrera.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.