JoseRaul

Mentira o verdad

 

 

(Once años antes, ocho de la mañana), .......

¡María! ¡María!. ¡Levántate hija, que ya es Navidad,

y bajes a la sala para ver lo que te trajo papá Noél.   

 

Y María desperezándose, rápidamente se levantó,

bajó corriendo a la sala y vió debajo del árbol varias cajas envueltas en papel de regalo.

Abrió las que tenían las cintas rosas, porque esas eran las que papá Noél le había dejado a ella.   

Mientras abría las cajas, María estaba esperanzada que papá Noél no se hubiese olvidado

de la muñeca que ella hacía ya un mes atrás le había pedido en una carta.   

 

La madre y su padre , la miraban embelesados y felices de como María iba acariciando con sus manos

cada regalo que había en las cajas.  

 

¡Mira esa caja! .- le decía su madre indicándole otra de las tantas que habían allí bajo el árbol.

.- ¡Abre esa grande .-le decía su padre.- que seguro habrá una sorpresa.- añadió......................................................  

 

   (Once años después, ocho de la noche)...................

Mamá, .- dime hija.- ¿puedo ir a la casa de Marcela?, porque vamos a estudiar un poco.

.- Dile a tu padre.- contesta la madre.-......   

Papá, .- dime hija.- ¿puedo ir a la casa de Marcela a estudiar?.

.- ¿Quién es Marcela?.- pregunta su padre.-

mi compañera de curso papá.- contesta María y añade.- ¿puedo?. ...

¿Le dijiste a tu madre?.- le dice el padre.-

Si papá.- responde María.-  

 Bueno .- contesta el padre y añade.- pero a las diez en casa.-

si papá, exclama contenta la adolescente. ,...........   

 

Diez de la noche, papá y mamá ven televisión, el padre mira la hora, la niña aún no llega.   

Diez y media de la noche, el padre mira la hora, la niña aún no llega.   

Once de la noche, la niña aún no llega, entonces el padre le dice a su esposa.

¿Puedes llamar a casa de Marcela para saber por qué tarda María?.    

Once y media de la noche, la madre llama por teléfono a Marcela

y esta le dice que no ha visto a María desde que salieron del colegio.   

Doce de la noche, el padre se pasea por la sala nervioso frotándose las sudorosas manos,

la madre, sentada en el sillón, con su cabeza inclinada, rogando que María llegue.  

Cuando el padre está a punto de coger el teléfono para llamar a la policía,,,,,.....

se abre la puerta de calle, y entra María.   

La madre corre hacia su hija, la abraza y le dice.

pero hijita, ¿dónde has estado?, ¿que te ha pasado?, ¿por qué tan tarde?.   

Y María responde. mamá, ya te dije que iba a estar en casa de Marcela,

entonces el padre se acerca, la abraza, pero le dice.-   

"Hija, no nos mientas, nosotros no te hemos enseñado a mentir,

nunca te hemos mentido, dinos la verdad, porque en esta casa no se miente,

en esta casa reitera el padre,.- nunca se ha mentido.   

 

......Entonces la adolescente inclina su cabeza, cierra sus ojos y recuerda.   

Recuerda esa mañana que bajó corriendo las escaleras para abrir los regalos

que "papá Noél" le había dejado bajo el árbol.  

Recordó cuando mamá le dijo que le escribiera una carta a "papá Noél" pidiéndole

esa muñeca que deseaba tanto, y como "papá Noél" cumplió su promesa. ....  

 

Entonces la adolescente, levanta su cabeza, y le contesta a su padre....................    

Si papá..... en esta casa................ nunca se ha mentido.

Comentarios3

  • Juan Hernandez Meza

    Interesante historia...duro castigo a una mentira que aumenta la fantasía de un niño...sabes me gustan esas mentiras y mi comentario no es con el afán de demeritar esta historia ni la calidad del mensaje, es verdad que debemos cuidarnos de nuestra mentiras, (a veces son necesarias), precisamente ayer le preguntaba a mi hija a que edad había dejado de creer en Papa Noel o santa claus como le llamamos en México, y me contesto que a los 10 años. Y le conteste, "pero porque no nos lo dijiste, de todos modos te hubieramos seguido comprando regalos como hasta la fecha lo hemos hecho y su respuesta fue...Por que quitarles a ustedes parte de mi fantasía y nos abrazo...Confío mucho en mis hijas, creo es cuestión de confianza y comunicación lo que hace el proceder de las ´personas.
    Espero no tomes a mal mi comentario, pero si nos inmiscuimos un poco mas en la fantasía de un niño, podemos ganarnos su confianza, te mando un abrazo, Feliz navidad.

    • JoseRaul

      Bueno Juan, lógicamente de ninguna manera tomo a mal su comentario acerca de este escrito. De hecho, mi intención, (si es que hubo alguna), fue nada mas, (creo), dar un sutil deje de ironía. En realidad, la "historia" se me ocurrió cuando una amiga de internet, (una niña de trece años), con la cual me comunico bastante y hemos llegado a ser buenos y sinceros amigos, me comentó que le había pedido a papá noél un equipo de música con micrófono y etc. ,(porque ella toca el violín), y que lógicamente sus padres se lo regalaron, y me aclaró que no me preocupara, que ella ya no creía en papá Noél, pero que no se lo decía a sus papás por no . (Espere, voy a buscar en que comentario me lo dijo)-- Acá está """"( ya se que papa noel son mis papas) solo que me gusta sentirme como una niña que cree en el y que siente su magia, ademas si se enteran mis papas que ya lo se no me van a querer dar mas regalos je je) """"". Eso , me hizo recapacitar un poco en algunas cosas, y ver esa misma sensación de cariño de los padres hacia los hijos, con resultado de cariño de los hijos hacia los padres. Disculpe usted, pero creo que muchas veces subestimamos a nuestros hijos, y no les damos el valor necesario a su inteligencia, sentimientos y moral. Mi amiga, ahora en Enero del 19 cumple catorce, pero ella sigue siendo una niña. Muy agradecido por haber estado unos momentos en este camino Juan

    • bambam

      Hermosa historia.
      Un placer leerla
      bambam

      • JoseRaul

        Es de agradecer su caminar por este sector donde a veces junto letras. muy amable de su parte bambam

      • Hugo Emilio Ocanto

        Una maravillosa historia, poeta.
        Gracias por compartir.
        FELICIDAES.

        • JoseRaul

          Muchas gracias por acercar sus `pasos a estas letras Hugo , agradecido



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.