Dano

Estoy atras de tu puerta.


Lo nuestro fue un amor de invierno
Fue un amor de incendios
Nos gustaba entretenernos pero nunca fue algo serio
Siempre sabíamos que en algún momento teníamos que partir
Cada uno a casa, cada uno a la realidad porque la vida no se la llena
De besos con frambuesas
Pero tú sabes que siempre estaré atrás de tu puerta
Esa puerta que fue nuestra amiga en nuestras más grandes locuras de invierno


Esa puerta que nos contiene y nos regresa menos extraños,
esa puerta que escapa a la cotidianeidad y se abre y nos piensa,
ese vínculo que lo gerenra y nos arremolina a pies traviesos,
esa puerta sin candados y aún reclinada sobre la espera,
pretende que la toquemos cuando llevamos llamas en las yemas!


Porque nuestros ojos contuvieron el dolor de ese entonces,
no nos atrevimos a seguir nuestras propias sombras
envueltas en el viento marfil de esa mañana.
Porque fuimos cobardes
y no nos atrevimos
a exiliarnos del mundo.
Nos prohibimos,
nos negamos a desconstruir el tiempo
para crearnos otro.
Porque no fui capaz
y tu tampoco lo fuiste.


ESTOY ATRAS DE TU PUERTA........
EN UN SILENCIO SEPULCRAL
PORQUE NO ME OYES QUE LLEGO
SI MIS PASOS SE DIRIGEN HACIA TI
DESEO QUE ME MIRES CON TERNURA
CON AMOR ABSOLUTO
CON PASION DESBORDANTE
TU SABES QUE TE AMO...........


Nunca escuché tu silencio,
o tal vez no quise escuchar.
Pero tú tampoco
escuchastes mis pasos
de gacela,
no miraste atras
ni me dijiste:
te esperaba.
Hoy no existe,
mañana tampoco.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.