sayury

pasion con rumor de caracolas

Una linda mañana de verano

fui a tu encuentro ansiosa

me mirabas como a una diosa

en aquel paisaje campirano

 

El clima ardiente todo el año

hicieron  nos metiéramos en un calzón de baño

el agua azul y transparente,

tibia nuestros cuerpos abrazaba

entonces se cruzaron por mi mente

el paraíso aquel que me esperaba

 

Al llegar a la habitación ruborizada

pues el tiempo del contacto se acercaba

lo que tanto soñé, lo que tanto anhelaba

a mi alma la sentía arrobada

Empezaste con abrazos y con besos

tu boca ávida de conocer mis secretos

mi piel vibraba de embelezo

tus caricias me estremecían hasta los huesos

 

Mi pudor femenino ya luchaba

mientras tú con frenética pasión  me arrastrabas

un mareo increíble me envolvió

ovnibulada  sensación que yo viví

 tus manos cálidas mil caricias hicieron para mi

de los dos se apoderó un loco frenesí

tú mientras tanto suspirabas

mi mente se ofuscó por un momento

y me dejé llevar hasta tu templo

tu boca maravillosa dueña de todos mis anhelos

me lleva hasta el cielo me cumple con creces todos ellos

 

tus manos dibujaron mi figura con malicia

impregnando mi piel de calor y de lujuria

mis manos también correspondieron a la caricia

y pude ver como gemías ¡Qué delicia!

 

En el juego del amor nos sumergimos

recordando el ying yang nos atrevimos

a probar del amor todo sin prisa

y dejando en tu cara una sonrisa

 

Besaste mi pecho con ternura

mis pezones respondieron de inmediato

para enrojecer luego de un rato

tus manos acariciaron mi cintura

mi vientre convulsionó anhelando tu viril musculatura

 

Mezclamos el sudor, los besos, los gemidos

tus manos aferraban mis caderas

mientras penetrabas mi intimidad

mi cuerpo ardía como una caldera

 

Se prolongó el momento maravilloso

en que tu río en mí se  desahogaba

 para mi fué lo mas hermoso

 

Esos días costruímos los momentos

que acompañan a mi vida asi latente

esa pasión que se encuentra aquí dormida

esperando encontrarte nuevamente

 

 

hicimos del lugar rincón del cielo

probando  las mieles del paraíso

y dejaste en mi un raro hechizo

que me mantiene viviendo en loco anhelo

 

Suave ritmo del amor como entre olas

nos envuelve con rumor de caracolas

el eco del mar como canción

se quedó por siempre aquí en mi corazón

 

Comentarios5

  • Jose de amercal

    fantasticamente hermoso, cuando empese a leerlo mi imaginacion comenso avolar e imaginar, ese primer momento, facinante recuerdo, que nos lleva hasta la locura, te felicito un poma que se deja entender y hace que vuele tu imaginacion
    jose

  • sayury

    ahora solo es un recuerdo que sigue atormentando mi alma
    de igual manera agradezco tu comentario

  • quenos

    mm que puedo decir lo relataste tan bien que imagine ver la escena.
    Muy buen poema con mucho erotismo que me has acelerado los latidos de mi pecho jajajja


    Saludos

  • sayury

    perdon por ello, no era mi intenciòn
    el sexo es.... hermoso cuando lo haces con amor
    creo que me entiendes
    luego ...
    solo quedan los recuerdos que se hacen dolorosos por el amor que ya perdiste
    gracias por el comentario
    saluditos

  • Carlos Dguez

    "Y me dejé llevar hasta tu templo...
    Se prolongó el momento maravilloso
    en que tu río en mí se desahogaba"
    Pequeña, que sensualota me resultaste, jajaja
    Perfecto, sólo me queda una duda, pero en el privado se disipa.
    Saluditos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.