Rafael Parra Barrios

Cumplí mi ciclo!

 

 

Cumplí mi ciclo

El final, hijos míos,

un subterfugio de la vida

para mi encuentro con Dios.

Cumplido mi ciclo,

en la estancia terrenal,

vivía el dilema de estar

o irme al Reino de Dios.

El llamado de El Señor

se hizo presente ese sábado

y prepararon el camino

para mi ascenso a la vida eterna.

Eso es lo esencial

y así lo deben comprender.

La historia y el legado

De esta insigne familia,

bajo los designios del Todopoderoso,

debe prevalecer,

y constituyen los estandartes

que con identidad y hermandad,

deben lucir, rememorar y fomentar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.