Josefina Bravo

¡FUNDIDOS COMO EL ORO¡

 

I

En el taller del maestro

Como el oro somos procesados

Por múltiples etapas debemos pasar

Y el cruel fuego debemos soportar

Para limpiarnos de toda  escoria

 Que en nuestro interior se han  pegado

Luego con cuidado y destreza

Y con sus prodigiosas herramientas

Nuestro maestro nos moldea

A su imagen y semejanza

Dándonos la  fe y la  templanza

Que necesitamos como guerrera

Para afrontar las vicisitudes

Que son parte del proceso

Que nos dará la virtud

De servir a plenitud

Como un vaso de honra

Al poderoso en batalla

II

A ti te digo mujer

No te quejes del proceso

Que para lograr el diseño

 Que Dios para ti ha reservado

Y para alcanzar lo pautado

Tienes que ser procesada

De la siguiente manera

En el honor de la aflicción

Te harás más quebrantable

Débil y muy vulnerable

Pero Jesucristo con su amor

Hace doblega lo maligno

Que tienes  en tu interior

Y con su bondad inminente

Hace que tu cuerpo y tu mente

Cambia de manera eficaz

Convirtiéndote en el instrumento precioso

Que honra, sirve  y bendice a Jehová de los Ejércitos

III

Dios en su sabiduría

Su poderío y sapiencia

Hace de esta experiencia

Un proceso innovador

Dejando como evidencia

Al mundo y la ciencia

Que solo él puede transformar

Procesar y día a día  pulir

A la roca y su rudeza

Convirtiendo  la piedra fea

En una joya de gran valor

Con un brillo divino

Cuyo valor que no tiene precio

Porque cuenta con lo excelso

Lo hermoso y lo perfecto

Que es ser finamente esculpido

Por el creador del universo

El prodigioso maestro

ENEIDA JOSEFINA BRAVO REALZA

POETISA DE JESUCRISTO

EL BAÚL-VENEZUELA

20/12/2.018.

01:45  P.M

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.