Jordan Sanchez

Visión de medianoche

Símbolos
tejidos en la sinestesia.
Antropomorfos
los alientos de la reja estrecha.
La quinta pata del gato
se encuentra con la octava,
y los bigotes resuenan
en el cuerpo del felino,
y en la arboleda de estas calles
llenas de polvo de nada,
y esa lluvia
que no fue,
sigue en su nube.

Apagones en la cuadra entera,
oscuro, ¡oscuro!
Nada más oscuro
que la consciencia vecina.
—Dijo el vecino.
Y en los eclipses abandonados,
encontramos el descanso.
Fraguamos una guerra
entre los ciegos
y nos convertimos  en reyes.

¿A dónde van los pasos?
Suenan,

Suenan,
uno tras otro,
y el otro,
el paso perdido,
teme por no hacer suficiente ruido.

Las lámparas miopes
acompañan la almohada viviente,
hacía el sueño.

Pueda ser entonces,
que uno se duerma pensando
que hay enfermedades que no existen
y que no tienen cura.


 





Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.