Manchego

Solo

En medio del oscuro cuarto, acostado en la cama,boca arriba, mis ojos se abstraen en el pozo infinito del obscuro techo, la oscuridad se adentra en mí y me siento insustancial, sin recuerdos, sin pasado, sin porvenir. Me siento como el primer hombre, con el alma completamente a oscuras, pude sentir no ser parte de la humanidd mirando al techo después que la oscuridad se adentrara y mirara en mi alma.

Comentarios1

  • LUIS.RO

    Que contraste. Si algo le sobra a la Mancha es luz.
    Pero el alma solo es de Dios (Dijo el Alcalde de Zalamea).
    Me gustó amigo. Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.