Jair Sierra

¡Revoluciona!

¡Bah!

¡No encuentro nada para ser feliz!

si no hay nada en este mundo vil

que cese en mi aquellas ganas

del mundo comerme sin palabras

entonces, de mi huye mente frágil

que ni la gente inútil

 detiene mis alas libertadas

ni mis piernas ya cortadas.

 

Aún tengo rosas para poder morir,

rosas suicidas que me hacen sobrevivir

dentro de esa extraña y propia maleza

que buscando ser, revoluciona su naturaleza.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.