Bernardo Arzate Benítez

La arañita.

 

 

 

Vive la arañita 
esperando al que vuela, 
y aunque está viejita 
aun teje su tela.

 

Quizá una mosquita, 
quizá una abejuela, 
aunque sea chiquita, 
para su cazuela. 

 


Vive la arañita 
como centinela;
está quietecita, 
solo por cautela. 



¡De pronto se mueve 
su fuerte pared, 
y antes que se eleve, 
la enreda en su red! 



¡Que paciencia tiene 
mi amiga la araña; 
a mi me conviene, 
aprender su maña!

 

 

Autor:Bernardo Arzate.

 

Comentarios1

  • bambam

    Muy jocoso tu poema, un gusto leerte
    bambam



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.