Isaac IMOS

Mi presente en tu mirada

Si estuvieras aquí serías la persona más feliz del mundo...

En mi cayeron las turbias tormentas y despojaron de mi todo lo que tenía y todo lo que soy; justo en este momento estoy desolado y muriendo de frío, completamente solo. Para mi es imposible culpar porque el destino falló en mi, me quebró y me convirtió en el perpetuo inseguro de mi ser, lejos de la sindéresis; de algo estoy seguro es que tu júbilo sería tan enorme como un iceberg, brillante y majestuoso, porque verías mi profundo ser destruído y calcinado; estoy seguro de que si tú supieras esto, tu gloria sería infinita.

Lo poco que me consuela, es saber que tal vez lo que nunca sepas fue cómo tuve la fortaleza de jamás volverte hablar y de jamás rendirme a ti como un perdedor cuando en mi se sostenía un eslabón de diamante que forje con base a lo que alguna vez fue real entre nosotros: amor.

Mi muerte es el fin y sé también que es esto en mi tu lástima...

Sé que no eres ruin, sólo eres tú siendo tú, en la gloria y en los paraísos que jamás tendré, eres todo lo que no soy pero que tanto desee tener. 

Maldito yo, maldigo mi ser , no soy peor porque en mi no aplica el término, soy en mis emociones lo que es antes de ser "nada", soy lo mejor de lo inefable y podrido, soy lo más defectuoso de la humanidad y de mi inevitable existencia. 

Perdón.si le pido algo a los fantasmas, pido que vengas el día que me haya ido y ante todo lo que me rodea escupas en mi tu estrepitosa risa.

Soy del espacio, del "vacío", después de todo pido no ser más alguien, sólo lo más cercano posible a la nada. 

...

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.